Redacción / @Contactar
ediciones simbióticas

Nos dicen que el parado es un hombre triste, frustrado, que siente que ha perdido su dignidad; y que una vez consiga un trabajo, cualquier trabajo, se sentirá feliz, realizado y podrá hacer gala de su dignidad. En esta dicotomía se juega la posibilidad de la explotación feliz, y no es más que propaganda psicológica al servicio de la cacareada (...) [ Sigue... > ]

Publicar un mensaje sobre:

¡Indignaos!, de Stéphane Hessel

1 de junio de 2011 13:09
Hola ursusz, quizás no me he explicado bien o no entiendo tu razonamiento ... pués no me siento irritada por nada y me parece muy bien que cada uno se exprese en el idioma y en la forma que le parece oportuna. Si algo me molesta son los tics nacionalistas que quieren imponer su nacionalismo a los demás mortales.

moderado a priori

Este foro está moderado a priori: tu contribución no aparecerá hasta haber sido validada por la administración del sitio.

¿Quién eres? (opcional)
  • [Conectarse]
Texto
  • (Para crear párrafos, deja líneas vacías.)

    texte


Seguir la vida del sitio RSS 2.0 | Mapa del sitio | Espacio privado | SPIP | esqueleto | Esqueleto Adaptado de: Rouge sang