Redacción / @Contactar
ediciones simbióticas

Ella está en el horizonte –dice Fernando Birri-. Me acerco dos pasos, ella se aleja dos pasos. Camino diez pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. Por mucho que yo camine, nunca la alcanzaré. ¿Para qué sirve la utopía? Para eso sirve: para caminar. Fuente: Galeano, Las palabras andantes, Siglo veintiuno, México, 1993.

Publicar un mensaje sobre:

¡Indignaos!, de Stéphane Hessel

21 de mayo de 2011 23:23, por Manuel 57 años
Me indigna ver cómo aparcan en residencias indignas a nuetros mayores que con sus manos edificaron un pais desecho por (1936 año fatídico). Me indigna ver cómo acarician un trozo de tela de su ropa mirando la nada. Pero sobre todo me indigna cómo banqueros y politicos se han hecho ricos haciendo de sus manos puras herramientas. DI QUE NO, TUS MANOS NO SON PARA ESO.

moderado a priori

Este foro está moderado a priori: tu contribución no aparecerá hasta haber sido validada por la administración del sitio.

¿Quién eres? (opcional)
  • [Conectarse]
Texto
  • (Para crear párrafos, deja líneas vacías.)

    texte


Seguir la vida del sitio RSS 2.0 | Mapa del sitio | Espacio privado | SPIP | esqueleto | Esqueleto Adaptado de: Rouge sang