Redacción / @Contactar
ediciones simbióticas

"El fascismo con casco militar, de botas calzadas, ha desaparecido como tal. Pero como el poder es omnipresente (enseña Foucault), el microfascismo (enseña Deleuze) ha remplazado la fórmula totalitaria masiva. Ya no es la blitzkrieg (guerra relámpago) rampante, sino las acciones localizadas de la represión, cuya suma somete a la sociedad. Los (...) [ Sigue... > ]
Portada del sitio > BIBLIOTECA DIGITAL > La ética del hacker y el espíritu de la era de la información

La ética del hacker y el espíritu de la era de la información

Pekka Himanen, Linus Torvalds y Manuel C astells

Domingo 26 de marzo de 2006, por ediciones simbioticas

PREFACIO

En el centro de nuestra era tecnológica se halla un grupo fascinante de personas que se autodenominan hackers. No se trata de celebridades televisivas con amplia fama y reconocimiento, pero todos conocen sus logros, que constituyen la nueva base tecnológica de la sociedad emergente: Internet y la Red de redes (lo que en conjunto podríamos llamar la Red), el ordenador personal, así como una parte importante del software utilizado para que todo ello funcione. El diccionario del argot hacker, el <<jargon file>>, compilado de forma co1ectiva en la Red, define a los hackers como personas que se dedican a <<programar de forma entusiasta>>(1) y creen que <<poner en común la información constituye un extraordinario bien, y que además para ellos es un deber de naturaleza ética compartir su competencia y pericia elaborando software gratuito y facilitando el acceso a la información y a los recursos de computación siempre que ello sea posible>>,(2)

Ésta ha sido la ética hacker desde que un grupo de apasionados programadores del MIT empezaron a llamarse hacker a principios de la década de 1960.(3) (Con posterioridad, a mediados de la década de 1980, los medios de comunicación, empezaron a aplicar el término a los criminales informáticos. A fin de evitar la confusión con aquellos que dedican su tiempo a escribir virus informáticos y a colarse en los sistemas de información, los hackers empezaron a denominar crakers a estos usuarios destructivos o piratas informáticos (4). En este libro, utilizamos esta distinción entre hackers y crackers.)

Mi interés inicial por estos hackers fue tecnológico, relacionado con el impresionante hecho de que los símbolos más conocidos de nuestra era, la Red, el ordenador personal y software como el sistema operativo Linux, no fueron en realidad creados por empresas o gobiernos, sino por individuos entusiastas que empezaron a llevar a la práctica sus ideas con otros individuos de intereses afines que trabajaban a su propio ritmo. (Quienes sientan interés por su desarrollo, pueden consultar el apéndice de este libro, <<Breve historia del hackerismo en informática>>, donde se ofrece una visión pormenorízada de su evolución.) Quería comprender la lógica interna de esta actividad, sus fuerzas conducturas. De todas formas, cuanto más pensaba en los hackers informáticos, más palmario resultaba que lo más interesante de ellos, en términos humanos, era el enorme desafío espiritual que suponían para nuestra época. Los hackers informáticos siempre han admitido este mayor alcance de sus formas de hacer y pensar. Su diccionario de argot, el <<jargon file>>, hace hincapié en que un hacker es básicamente un <<experto o entusiasta de cualquier tipo. Uno puede ser un hacker astrónomo, por ejemplo>>(5). En este sentido, una persona puede ser un hacker sin tener nada que ver con los ordenadores.

La cuestión principal pasó a ser entonces la de saber qué sucedería si examináramos a los hackers desde una perspectiva más amplia. ¿Qué significaría entonces, su desafío? Al considerar la ética hacker en este sentido, pasa a ser el nombre que designa una relación general, apasionada con el trabajo que se está desarrollando en el seno de nuestra era de la información. Desde esta perspectiva, la ética hacker es una nueva ética del trabajo que desafía la actitud que durante tanto tiempo nos ha tenido esclavizados, a saber, la ética protestante del trabajo, tal como la expuso Max Weber en su obra clásica La ética protestante y el espíritu del capitalismo (1904-1905). (6)

A algunos hackers informáticos, este tipo de vinculación de la ética hacker con Max Weber puede parecerles, a primera vista, extraña. Deben tener presente que en este libro la expresión ética hacker se utiliza en un sentido más amplio que el puro hackerismo informático y que, por esta razón, se enfrenta a fuerzas sociales normalmente no analizadas en debates circunscritos al mundo de los ordenadores. Esta extensión de la ética hacker supone, asimismo, un desafío intelectual para los hackers informáticos.

Pero primero, y ante todo, la ética hacker supone un reto para nuestra sociedad y para cada uno de nosotros. Junto a la ética del trabajo, el segundo plano importante de tal desafío es la ética hacker del dinero, un nivel que Weber definió como el otro componente principal de la ética protestante. Claramente, el <<poner en común la información>> que aparece en la definición de la ética hacker antes mencionada no es el modo dominante de hacer dinero en nuestra época; al contrario, el dinero se hace principalmente gracias a la posesión en propiedad de la información. Tampoco es una actividad común a todos el ethos primero de los hackers, aquella actividad que debe ser motivada primeramente por el dinero sino más bien por un deseo de crear algo que la comunidad formada por nuestros iguales consideren valioso. Si bien no podemos afirmar que todos los hackers informáticos actuales comparten esta ética del dinero o que sea probable extenderla al conjunto de la sociedad, como en el caso de su ética del trabajo, podemos establecer que ha constituido una fuerza importante en la formación de nuestra época, y que el debate entre los hackers sobre la naturaleza de la economía de la información podría llevar a consecuencias por lo menos tan radicales como las que se desprenden de su ética del trabajo.

El tercer elemento presente en el seno de la ética hacker desde sus inicios, aludida en la definición antes citada al referirse a <<facilitar acceso a la informacìón y a los recursos informáticos>>, podría denominarse su ética de la red o nética. En este plano se han abordado ideas como la libertad de expresión en la Red y el acceso de todos a la Red. La mayoría de los hackers informáticos apoya sólo algunas partes de esta nética, pero en términos de su significación social deben ser comprendidas en un todo. El impacto de estos temas está aún por comprobarse, pero no cabe duda de que apuntan al centro de los desafíos éticos de la era de la información.

Este libro se basa en una colaboración entre sus tres autores, llevada a cabo en formas diferentes durante varios años (con Manuel Castells a través de nuestra investigación conjunta en California, y con Linus Torvalds, pasándolo en grande). La idea de escribir un libro sobre la ética hacker nació en el otoño de 1998, cuando nos conocimos al coincidir como ponentes en un congreso celebrado en la Universidad de California en Berkeley, la tradicional plaza fuerte hacker. Decidimos entonces desarrollar nuestras ponencias, que trataban de los mismos temas que el trabajo que presentamos hoy. Establecimos que Linus sería el primero, como representante del hackerismo informático; Manuel presentaría su teoría de la era de la información (consistente en el ascenso del informacionalismo, el nuevo paradigma de la tecnología de la información, y una nueva forma social, la sociedad red); y a mí me tocaría examinar el significado social de la ética hacker situando el ejemplo del hackerismo informático de Linus en el marco más amplio de nuestra época perfilado por Manuel. Como era natural, cada uno de nosotros hablaría por sí mismo.

El libro sigue este plan inicial: en su Prólogo, <<¿Por qué el hacker es como es? La ley de Linus>>, Linus, como creador de una de las innovaciones hackers más célebres de nuestra época, el sistema operativo Linux, expone su opinión sobre las fuerzas que contribuyen al éxito del hackerismo. Manuel se ha pasado los últimos quince años dedicado al estudio de nuestra época, que culminó en los tres volúmenes de una obra de más de millar y medio de páginas, La era de la información (con una segunda edición revisada en inglés y publicada en 2000). En el epílogo de este libro, <<informacionalismo y la Sociedad Red>>, presenta por primera vez las conclusiones de su investigación, con algunos añadidos importantes, de una forma accesible al lector medio. Mi análisis se sitúa entre el de Linus y el de Manuel, y se divide en tres partes según los tres planos o niveles de la ética hacker: la ética del trabajo, la ética del dinero y la nética. (Se puede encontrar algunas elaboraciones ulteriores de estos temas en la página de Internet del libro, hackerethic.org.) Aquellos lectores que prefieran conocer la teoría de fondo, como punto de partida —y no como sistematización de cierre— del análisis pueden consultar antes e1 epílogo de Manuel. Si no, demos la palabra a Linus Torvalds.

[...]

------------------------------------------------------------

La ética del hacker y el espíritu de la era de la información
Una ética del trabajo para el nuevo milenio

— SUMARIO —

Prefacio
Prólogo; ¿Por qué el hacker es como es? La ley de Linus, por Linus Torvalds

PRIMERA PARTE: LA ÉTICA DEL TRABAJO

Capítulo 1. La ética hacker del trabajo
Capítulo 2. ¿El tiempo es dinero?

SEGUNDA PARTE : LA ÉTICA DEL DINERO

Capítulo 3. El dinero como motivación
Capítulo 4. La academia y el monasterio

TERCERA PARTE : LA NÉTICA O LA ÉTICA DE LA RED

Capítulo 5. De la netiqueta a la nética
Capítulo 6. El espíritu del informacionalismo

CONCLUSIÓN

Capítulo 7. Descanso

Epílogo: Informacionalismo y la sociedad red, por Manuel Castells
Apéndice: Breve historia del hackerismo en informática

Notas
Bibliografía
Agradecimientos

Pekka Himanen
Linus Torvalds
Manuel Castells

Pekka Himanen | Prólogo de Linus Torvalds | Epílogo de Manuel Castells

------------------------------------------------------------

Pekka Himanen

Nacido en 1973 , obtuvo el Doctorado en Filosofía a los veinte años en la Universidad de Helsinki. Desde entonces ha trabajado como investigador en Finlandia e lnglaterra y en las Universidades norteamericanas de Stanford y Berkeley. Colaborador de Manuel Castells, han realizado conjuntamente diversos estudios, como el que se presenta. Asimismo, Himanen es muy conocido en el mundo de la cultura por sus relaciones con los artistas más vanguardistas y los medios de comunicación. Incluso ha sido convertido en personaje de una obra de teatro estrenada en Finlandia en 1996 y en el Soho londinense en otoño del 2001.

Linus Torvalds

Nacido en 1969, es uno de los más respetados hackers de la comunidad informática, pues fue el creador en 1991 del sistema operativo Linux, cuando estudiaba en la universidad de Helsinki. Este sistema, utilizado por millones de usuaarios en todo el mundo, constituye la más severa amenaza a la hegemonía de Microsoft. También colabora con Transmeta, empresa competidora de Intel. En la actualidad vive en Santa Clara (California) con su mujer y sus tres hijas.

Manuel Castells

Nacido en 1942, es profesor de Sociología y planificación Urbana y Regional de la Universidad de California, Berkeley. Ha sido profesor visitante en las universidades de una veintena de países y es autor de más de veinte libros traducidos a diversos idiomas. Entre ellos debe destacarse la trilogía La era de la información: economía, sociedad y cultura (1996-2000), un verdadero hito en el análisis de nuestro tiempo. Actualmente trabaja con Himanen en nuevos estudios sobre la sociedad del siglo XXI. ------------------------------------------------------------

Fuente (y lectura en línea): La ética del hacker
Puedes descargártelo completo en .pdf al final del artículo.

Documentos adjuntos

Comentar este artículo

6 mensajes

  • En la dinámica de las sociedades-red, el cracker es una evidencia del individualismo egocéntrico que, ante la apariencia de una libertad ilimitada, viola la privacidad de los demás y disfruta de manera jactanciosa sus "logros" (como en el caso de las elecciones parlamentarias de comienzo de año, donde algunas personas sabotearon la página de la Registraduría Nacional de Colombia). La razón instrumental (aquella que nos obliga servirnos de la razón con fines materiales) reclama la autonomía del sujeto (la "mayoría de edad" en términos kantianos)para realizar acciones que no violen el lindero de las libertades de los demás. Internet es una apertura a las posibilidades comunicativas del hombre, y su abuso hedonista pueden hacer del placer individual un malestar público. Ya la responsabilidad ciudadana no se reduce a una simple geografía de identidad nacional sino que su radio de acción alude a una ciudadanía global: los efectos de la acción del ser humano cada día tienen un mayor alcance en una ciber-galaxia que ante la ilusión del encubrimiento a través de la virtualidad genera acciones desmedidas con daños reales. Esta situación exige cada vez más la injerencia de la ética en el conocimeinto científico para que la ciencia no genere fanáticos de la tecnología sino usuarios responsables y libres. Ya nos decía Einstein que lo malo no es la ciencia sino el corazón de los hombres.

    Responder este mensaje

  • La ética del hacker y el espíritu de la era de la información

    9 de junio de 2010 00:01, por henry Perea

    Muy diciente e interesante este artículo, de veras que estamos muy necesitados de personas altruistas que continúen aportando en bien de los demás y con especialidad en los software libre, para seguir impulsando la educación.

    Responder este mensaje

  • es apasionante esta definicion, yo opino que en este mundo de monopolios debe existir un mundo que se resista a ellos pues la libertad de pensamiento esta en juego, todos debemos tener acceso a la informacion para recrearla el que no lo hace asi se sale del contexto, "VIVA POR LOS ARTISTAS DE LA INFORMATICA, LOS GRANDES HACKERS" pues sin ellos esto no seria posible.

    Responder este mensaje

  • Otras actividades de los hackers

    12 de junio de 2009 16:31, por Cos

    Tengo entendido que hay hackers de sombrero blanco (los buenos) y hackers de sombreo negro (los malos) y que tienen habilidades para adentrarse en lo más interno de los computadores y leer, por ejemplo, las claves que sus usuarios han digitado para conectarse a alguna red, o para recuperar históricamente la información que se ha colocado en un computador que puede servir como prueba para un proceso penal.

    No sé si este es el significado, pero gracias a su artículo hoy reconozco el significado correcto de la palabra.

    Responder este mensaje

  • La ética del hacker y el espíritu de la era de la información

    7 de marzo de 2007 17:27, por Small philo - KAD

    Voy a ser breve por falta de tiempo y no por falta de ideas.

    A los que les guste el mundo hacker por la simple razón de ser popular o divertirse a cuesta de los demás (de forma totalmente hedónica), les aconsejo que no sigan leyendo.

    En esta ocasión, solamente queria comentar el hecho quizas más desconocido o impreciso del mundo hacker y en especial en lñas bases de la ética del mismo.

    Ser hacker o no serlo no es una cuestion de existencia o qualificación de un individuo, sinó más bien el conjunto de conductas bajo unos conocimientos y una moral ética específica con unos objetivos determinados. Es decir, ser hacker, bajo mi punto de vista, no es simplemente saber hacer algo ( hackear un servidor, por ejemplo), sinó el hecho de saber y querer saber más, sobre como funciona y que se esconde en cada uno de los rincones con el único objetivo de entender y conocer este amplio y casi infinito mundo continuamente en crecimiento.
    Y cuando digo que "Ser hacker o no serlo no es una cuestion de existencia o qualificación de un individuo, sinó más bien el conjunto de conductas bajo unos conocimientos y una moral ética específica con unos objetivos determinados", a lo que me refiero es, a que una persona puede ser un "manitas" de la computación y gustarle, pero utilizar todo lo que sabe para simplemente divertirse a cuesta de los demàs, es decir, tener unas conductas que, bajo la ética real del autèntico hacker (ahora podríamos entrar en un discurso interminable sobre que es ser autenticamente hacker o realmente) no se considerarian correctos o razonables, ademas, este individuo se podria autoconsiderar (o no) hacker, pero estre hecho no le otorgaria tal denominación (más bien en este caso seria un Lamer o cracker, segun sus acciones y objetivos), sino que tal denominación o determinación del tal no es una questión de qualificación igual que en el caso de, cuando un savio se le considera sabio, cuando passa de la mera existencia como persona "normal" de la sociedad a poseer dicha qualificación de sabio?; hay a caso alguna norma, lei o principio ético, moral o psicológico que determine el momento o requisitos para poder ser o pasar a ser como tal ??

    Claramente, el hecho de ser o no algo, se rige en un principio o por una decisión de uno mismo, aunque en múltiples ocasines la transcendencia hacia unas conductas (en este caso hackerianas) pueda ser de manera más o menos insconciente y por lo tanto sin tener unos objetivos específicos, sino solamente unos "intereses" como puede ser el mero o simple hecho de "saber más" por el simple hecho de conocer aquello que desconocemos o admiramos. En principio, asi es como uno puede llegar a adquirir o assimilar de forma natural unos principios, inetereses, intenciones i/o conductas que serian o tendrian "más posibilidades" de coincidir de alguna manera con las bases morales o éticas de aquella cultura hackeriana y de esta manera tener posibilidades de entrar a formar parte (de forma más o menos involuntaria) de una sociedad si bien paralela a la autenticamente y fisicamente real, pero con una cultura (o como mínimo unas bases para esta; ética y moral) própia y en continuo progreso, pero siempre bajo unos principios comunes y universales para cualquier individuo constituyente de la misma.

    Si bien me gustaria destacar, que las puramente bases de dicha ética y moral que tanto he nobrado no son nuevas o surgidas hace unas 5-6 decadas (ya casi 7) sinó que tienen algo más de "historia". Entonces o s preguntareis; cuales son estas bases de las que se basa la ética y moral hackeriana?
    Pues bien, no siendo ni un psicologo, filosofo ni experto sociologo, en un principio y teniendo los conocimientos sobre la nombrada ética y moral, considero bajo "analisis" de los conocimientos adquiridos hasta este momento, que realmente la moral y sobretodo la ética hackeriana se basa en la il·lustración, es decir, sobre ese moviemiento o revolución social tambien llamada como "Siglo de las luces" referente a la corriente intelectual de pensamiento que dominó Europa y en especial Francia e Inglaterra (donde tuvieron su expresión más enérgica) durante casi todo el siglo XVIII y que abarca desde el Racionalismo y del Empirismo del siglo XVII hasta la Revolución Industrial del siglo XVIII, la Revolución Francesa y el Liberalismo.
    Y pues bien, a que viene todo esto?, pues que en estos momentos que nos puedan parecer tan lejanos, ya surgió (sin existir ni mucho menos la tecnologia como hoy la conocemos) lo que sería una base filosofica o ética de pensamiento enla que se basaba la ctuación o conducta de aquellos que la seguian; y dicha base ética era la del "enciclopedicismo" aunque realmente no se le denominara asi, sus objetivos o intenciones era conocoer o adquirir nuevos conocimientos (y tambien recopilarlos a ser posible en una unidad física(la enciclopedia)) pero lo que más interesa destacar, y con esto acabo (no del todo,de forma incompleta, a decir verdad), que a lo que me queria referir es a la "máxima", base o principio del "saber por saber" el saber por el hecho de "conocer" y tambien, de la nueva consciencia de que, ahora el poder no lo tiene solamente quien tiene la fuerza o el poder politico/militar, sinó que hay o aparece (o nace) una nueva froma de poder; el conocimiento.

    Si bien es inegable, que la pura y pura base de la ética hackeriana és el conocimiento, solo que en este caso del mundo o sociead digital o "virtua" (pero no tanto como virtual), y que muchas veces se busca tambien de alguna manera incidir sobre esta sociedad aunque no para atacarla sinó más bien para mejorarla.

    Que quedaria mucho por escribir y tambien mucho por documentarme, pero por falta de tiempo principalmente hoy no puedo extenderme más, dejando esta sin acabar y iun poco "colgado" semánticamente.

    Master_K --- Hackin_Skrip --- And Others in this World.;:

    Responder este mensaje

    • Hola, me ha gustado mucho tu explicación siempre digo que no me gusta estudiar, pero que me encanta saber y saber leo mucho y me como mucho el coco, pero soy dislexica me cuesta mucho escribir aunque como leo tanto tengo muchas ideas, me meti a leer lo tuyo porque quiero saber más de la nética o ética de la red, y esos principios que has nombrado me han ilusionado.

      Responder este mensaje

Comentar este artículo


moderado a priori

Este foro está moderado a priori: tu contribución no aparecerá hasta haber sido validada por la administración del sitio.

¿Quién eres? (opcional)
  • [Conectarse]
Texto
  • (Para crear párrafos, deja líneas vacías.)

    texte


Seguir la vida del sitio RSS 2.0 | Mapa del sitio | Espacio privado | SPIP | esqueleto | Esqueleto Adaptado de: Rouge sang