Redacción / @Contactar
ediciones simbióticas

"La desobediencia civil no es nuestro problema, nuestro problema es la obediencia civil." Howard Zinn
Portada del sitio > DOCUMENTOS > La Ecología Social; una propuesta en el presente para un futuro (...)

La Ecología Social; una propuesta en el presente para un futuro posible.

Colectividad Los Arenalejos.

Miércoles 29 de septiembre de 2004, por ediciones simbioticas

Síntesis-Extracto: La ecología social se destaca de las demás corrientes ecologistas por sus definiciones conceptuales y sus propuestas claras y coherentes fuera de toda ambiguedad tanto a nivel filosófico como político y social. Somos conscientes de que las heridas en el medio ambiente y en los seres humanos pueden dar pié a unos remedios peores que la enfermedad, o sea a una visión del mundo alarmista y retrógrada que puede desembocar en unas propuestas políticas de índole fascista. Los transtornos psíquicos y medioambientales son parte inseparable de toda sociedad basada en las desigualdades sociales, o sea en la dominación del Hombre por el Hombre. Este fenómeno que alcanza su paroxismo con el capitalismo tiene su origen en la larga y errática emergencia de la jerarquía, empezando por la dominación del viejo sobre el joven, del hombre sobre la mujer y del adulto sobre el niño. La ecología social es una rica y avanzada ecofilosofía que se refleja en sus propuestas políticas entre las que se destaca el confederalismo libertario.

Breve presentación. Para nosotros todo empezó hace diez años cuando, gracias a la ayuda económica de un.s amig.s, conseguimos comprar esta finca de quince hectáreas en el término municipal de Tolox, Málaga. Ubicados a unos cinco kilómetros entre Tolox Y Alozaina y a unos cincuenta entre Málaga y Ronda, somos un grupito de diez personas de los cuales cuatro son niños. Vivimos tanto del trabajo del campo como de la artesanía, pero también del trabajo en el exterior. De las quince hectáreas cultivamos unas cinco, de regadío. Todo lo demás lo cuidamos de manera extensiva, repoblando con especies autóctonas y procurando mantener, e incluso, renovar el olivar. Las cinco hectáreas citadas estan constituidas mayormente de frutales: albaricoques, manzanos, melocotones, naranjos, aguacates, chirimoyos, mangos, etc...También está el huerto de hortalizas de una extensión pudiendo alcanzar cinco mil metros cuadrados. Todo es de cultivo ecológico con vistas a establecer Permacultura. La artesanía la constituye la cerámica con su debido taller y herramientas. Desde que empezamos, siempre estamos de obra ya sea en la casa común, ya sea en las casas periféricas o instalaciones subalternas de orientación alternativa (luz solar, hornos solares, reciclado de aguas usadas, etc...). Pero toda esta actividad no es más que parte de un todo. No trabajamos para Dios, o sea para el dinero, más bien actuamos para vivir. Y vivir no es estar con la cabeza agachada, doblada por la miseria y la sumisión. Es llevar la mirada bien erguida en busca del hermano o de la hermana para volver a crear lo nuestro, la esencia nuestra, esa que vislumbramos en ese trocito de espejo del que habla Marcos, nuestra verdadera razón de existir como seres humanos, o sea el calor compartido del tú a tú dentro de la comunidad. Y es precisamente eso que "ellos" necesitan destruir por todos los lugares y por todos los medios, para que pueda prosperar el "libre super-mercado" repartiendo por un lado dinero y por el otro miseria. Lo que vale para l@s demás vale para nosotr@s y lo que vale para nosotr@s tiene que valer para l@s demás y para el mundo entero y sino es que no vale. Además nosotr@s no queremos separar cerebro de corazón ni la lengua de las manos y por eso decimos que no podemos tratar de economía sín hablar de política ni de política sín lo social ni de todos estos temas y olvidarnos de cultura. De lo contrario volveríamos a cojear y terminaríamos siendo unos apóstoles del neoliberalismo sin saberlo. Por eso cualquier acción que emprendamos tiene que fraguarse desde y por la comunidad porque si queremos crear una comunidad de comunidades es también para volver a definir nuestras nececidades básicas a partir de la base, o sea de cada un@de nosotr@s. Eso es reinventar la economía pasando por lo social y lo cultural o sea, una acción eminentemente política.

¡Ideología sí! Pero...¡Dogma no! ¡Inmovilismo no! O sea, un tango para el primer mundo.

Para nosotr.s toda persona, todo grupo humano necesita una orientación, un compromiso, o sea una ideología, y cuanto más conciente y vivida, mejor. De lo contrario terminaría dejándose llevar por los vientos de la ideología dominante sin saberlo. O sea que termina ofreciendo su "alternativa" para afinar la ideología del sistema de opresión capitalista o neoliberalista. Lo mismo suele ocurrir cuando una ideología, por mucho que sea acertada, deja de ser vivida: el sistema le vacía el contenido y nos quedamos solamente con la cáscara. Cuando nos damos cuenta de la jugada nos aferramos aun más a la ideología muerta y esta se convierte en dogma, en algo inflexible e inamovible. Todas estas posturas nos conducen al inmovilismo. Desgraciadamente, salvo casos aislados, hemos de reconocer que en estos tres casos de figura a "grosso modo" podemos situar a la mayoría de los movimientos de "izquierda" en este primer mundo, tanto los alternativos como los ecologistas, sindicalistas, anarquistas, políticos y un largo etc. De seguir en esta dinámica después de todos los encuentros intercontinentales e intergaláctico Marcos y los delegados del movimiento zapatista seguiran pensando y diciendo de nosotr.s lo que dijeron acertadamente en el primer encuentro: "ustedes tienen mucho corazón pero hablan mucho y hacen poco!"

La importancia de la ecología.

Como ocurrió con América, nosotr.s la descubrimos y sin embargo ya existía, ¿por qué? Cuando empezamos aquí estábamos convencidos, y seguimos estándolo, de que la destrucción del medio ambiente es el problema nº 1 que se le presenta a la humanidad. Es, metafóricamente, el mar en el que desembocan los riachuelos y los ríos de problemas provocados por el sistema capitalista. Este sistema al destruir los ecosistemas que han dado a luz a la humanidad está invirtiendo el reloj evolutivo y con las manipulaciones genéticas introduciendo una variante totalmente imprevisible. La ecología afecta de inmediato y en forma dramática al 80% de la población mundial, privándola o impidiendo el uso de los recursdos básicos como el agua, la tierra, los bosques. ¿Acaso los seres humanos no somos naturaleza? Por eso en el llamado Tercer Mundo la naturaleza y los pobres corren la misma suerte, de manera que la lucha por la una es la lucha por el otro. No hay desfase en esas latitudes como ocurre en nuestro llamado Primer Mundo, donde el consumismo basado sobre la explotación del Tercer Mundo, se presenta como un acto casi religioso donde ricos y menos ricos comulgan con un desarrollismo económico que impide ver todavía los límites del abismo que nos prepara un sistema, predador por escencia. Por esa razón, la ecología deja de ser para nosotros una lucha periférica para convertirse en lo que en el siglo XIX y principios del siglo XX representaba el sindicalismo revolucionario o anarcosindicalista, o sea, la columna vertebral del movimiento emancipatorio de la humanidad.

Las aportaciones de la ecología social.

Sin embargo, la ecología social, definida por Murray Bookchin, no pretende deshacerse de las demás sensibilidades y crear una división más. Por el contrario, la ecología social parte del hecho de que a cada descalabro ecológico le corresponde un desajuste social. Lo demuestra gracias a una serie de definiciones conceptuales y una determinante metodología dialéctica aplicada a la relación entre naturaleza y cultura, sensibilidad y razón, instintos y ética, pasado y presente, etc. Tal vez, la ecología social represente la teoría más avanzada dentro de la ecofilosofía del siglo XX. Profundiza sus raices en una rica infraestructura filosófica que se refleja en sus políticas. Por eso cuando se pone en marcha una de ellas, como lo estamos haciendo en Los Arenalejos, salta a la vista su candente actualidad. Cuando empezamos a vivir e la Colectividad nos enfrentamos a una serie de problemas que nos hicieron ver hasta que punto las ideologías del poder y sus corolarios se han ido infiltrando en nuestras psiques hasta modificar nuestras actitudes y musculatura y, por consiguiente, como mermaron nuestras capacidades de valoración y juicio a la hora de relacionarnos. De no haber resistido a esas primeras crisis nos hubiéramos disuelto como muchas intenciones de comunidades ya sea abandonándo el lugar o convirtiéndolo en un negocio de capitalismo, verde por supuesto. El estudio y la investigación nos han permitido comprender un poco más nuestra estructuración psíquica y autogestinar nuestra salud lo que, sin duda, tiene una importancia determinante a la hora de valorar y apreciar nuestra "primera naturaleza" (la biológica) pero también su interrelación con la "segunda naturaleza" (lo cultural y social). "Comprender" nos ha solucionado muchos problemas propios pero también nos ha permitido persistir y elaborar un marco de referencia, o sea, una teoría más global que nos permitiría más tarde identificarnos con la ecología social. Es que la ecología social al hablarnos de los procesos evolutivos del ser humano y de las sociedades, nos habla a nosotr.s mism.s de nuestra cotidianeidad, de lo privado cuando habla de lo público, no con una visión antagonista, sino con una dualidad que establece entre ambos una dialéctica evolutiva para bien o para mal. Lo mismo que entre naturaleza y cultura, entre lo que llamamos primera y segunda naturaleza, y no hablamos aquí de elucubraciones mentales. Estamos hablando de actos muy concretos como la salud en general, el nacimiento y cuidado de l.s niñ.s. Cuando damos a luz no se trata solamente de primera naturaleza, se trata de un fenómeno dialéctico que calificamos de "biología de la socialización". En efecto, el nacimiento y el cuidado del recien nacid. es un acto decisivo, no solo porque nos lleva a situarnos humildemente en la larga historia de la evolución animal, sino porque determina en gran medida el comportamiento y capacidad relacional de un ser humano. O sea que no solo reproducimos un ser humano sino que reproducimos una sociedad por el hecho único de que el niñ. humano se desarrolla muy lentamente y necesita una relación estrechísima con la madre, el padre, su familia, su grupo, etc. Siendo el patriarcado una de las más importantes articulaciones del poder y del capitalismo, vemos como dominio público y privado están estrechamente ligados. Las carencias afectivas, de ternura, por falta de pecho, de caricias, de piel a piel y luego la represión de los sentimientos en la infancia en la familia y en la escuela han sido y siguen siendo los pilares del patriarcado y bien podrían constituir, en definitiva, la génesis del estado de sumisión inconsciente, o sea la estructura interna necesaria para que la estructura capitalista pueda funcionar. Como dice Bookchin: "Execrable como pueda parecerle mi opinión a los freudianos modernos, no es la disciplina del trabajo sino la del dominio la que demanda la represión de la naturaleza interna. Esta represión se extiende luego hacía fuera, hasta la naturaleza externa, como un mero objeto de dominio y deseo de explotación. Esta mentalidad penetra nuestras psiques individuales en forma acumulativa hasta el día de hoy, no solo como capitalismo sino como la vasta historia de la sociedad jerárquica desde su principio. A menos que investiguemos esta historia, que habita activamente dentro nuestro como las primeras fases de nuestras vidas individuales nunca nos libraremos de ella. Podemos eliminar la justicia social, pero no lograremos la libertad social. Podemos eliminar las clases y la explotación, pero no nos desharemos de los obstáculos de la jerarquía y la dominación. Podemos exorcisar el espíritu de ganancia y la acumulación de nuestras psiques, pero seguiremos abrumados por un tenaz sentimiento de culpa, por la renuncia, y por una sutil creencia en los "vicios" de la sensualidad." Es así como a la luz del roce con la primera naturaleza nos dimos cuenta de lo erróneo del pensamiento de muchos teóricos del siglo XIX que, además de concederle al movimiento obrero un papel redentor de la humanidad, no soltaron nunca esa imagen del "salvaje (hombre) luchando con la naturaleza". Este es el caso de Marx, a quien la ecología social le hace una crítica muy acerba en cuanto a su visión economicista de la historia y del capitalismo como desarrollo "natural" y de avance hacia la libertad como lo dió a entender con su concepto de materialismo histórico. En lugar de este concepto bíblico y victoriano de una "naturaleza tacaña", la ecología social nos propone el estudio de las sociedades prealfabetizadas no jerarquizadas en sus perspectivas técnicas y formas de pensar, advirtiendo sobre el primitivismo y su mistificación en ciertos medios ecologistas. Luego, sus cohabitaciones y evolución en oposición a la larga, errática y compleja emergencia de la jerarquía a travez de la dominación de la mujer por el hombre del jovén por el viejo, del niño por el adulto, etc. Podemos vislumbrar el surgimiento de las jerarquías sacerdotales, su alianza con los militares, el nacimiento de las clases, del estado, todo esto no de forma lineal, sino muy accidentada, con avances y retrocesos. Para alcanzar esas osadas redefiniciones de las epistemlogías del poder, la ecología social ha tenido que seleccionar muchísima información pero también basarse en el sentido común que solo puede otorgar una atención y una práctica diaria y una observación adecuada de la historia.

Propuestas de la ecología social.

En primer lugar la ecología social es consciente de que la ecología en general, en caso de ser incapaz de plasmar en forma colectiva "otro futuro", representa el pretexto "ideal" para una dictadura mundial. De ahí la importancia que le da a unas definiciones que dejan "fuera de juego" a todas las ideologías ecologistas indefinidas, como la Nueva Era y la ecología Profunda, pasando por el biocentrismo, el neodarwinismo y la teosofía bajo todas sus variantes. Estas últimas "ecologías" totalizadoras se nutren de las heridas psíquicas causadas por un sistema atomizador que conduce a las personas a ser individualistas, no-solidarios, y a que algunos prefiaran, por ejemplo, a los animales en lugar de los seres humanos un su cotidianeidad. De aquí al biocentrismo, que le dan igual importancia a un virus que a un ser humano,, o a las consoladoras teorías de la reencarnación, de la Nueva Era o de la Teosofía, que te ayudan a pasar del presente a otra vida prometedora, no hay más que un paso, facilmente aprovechado por los de siempre. Por eso la ecología social, aunque considerando de vital importancia el desarrollo adecuado de formas de resistencia a cualquier atropello medio ambiental, se propone seguir investigando, pero yá contiene de por sí en la actualidad, un cuerpo teórico suficiente como para proponer , aquí y ahora, un elaborado programa de largo alcance político y social. Una ámplia política original que rechaza apoyarse en el Estado, favoreciendo y poniendo en marcha el desarrollo de los poderes locales de las ecocomunidades y, por extensión del confederalismo, empezando por potenciar la democracia directa en el más pequeño denominador político-social común: el municipio. El municipio es tambien un lugar que sirve de visagra entre lo público y lo privado. Tomando lección de la experiencia de los verdes en los diversos paises de Europa, se trata de evitar la recuperación filosófica y política del movimiento y por otra parte evitar el enquistamiento de las pocas experiencias autogestinodas válidas. Por lo cual, la propuesta es participar en las elecciones municipales como máximo, pero no subiéndose a los siguientes estratos del parlamentarismo, siempre que se represente a la base, a un movimiento social autogestionario. Esta táctica de "doble poder" permite participar en la arena política local sin dejarse "comer" por el sistema. Pero para evitar todo localismo se recomienda una confederación de acciones de municipalismo libertario sustentado por una rica cultura libertaria y ecologista. Existe actualmente poca documentación sobre ecología social en español. Nosotr.s estamos haciendo un esfuerzo para que traduzcan los libros publicados en EEUU y que la explicitan. En septiembre publicaremos junto con Madre Tierra un libro básico "la ecología de la libertad". Estamos buscando traductor para un libro "el municipalismo libertario y sus políticas", libro que servirá para darle un impulso al encuentro internacional sobre ecología social que se desarrollará en Septiembre de 1998 en Lisboa.

Comentar este artículo

3 mensajes

  • La Ecología Social; una propuesta en el presente para un futuro posible.

    1 de agosto de 2010 12:43, por Luis desde Costa Rica

    Verdaderamente, demasiado interesante el artículo, sobre todo la parte llamada "Aportaciones de la Ecología Social"; en realidad, apasionantes los planteamientos que se hacen. Particularmente interesante la crítica abierta y directa que le hacen al Materialismo Histórico, el cual siempre he considerado la mejor explicación sobre el desarrollo de los Seres Humanos, pero respecto al cual desde hace bastante tiempo, pero con especial énfasis desde hace menos de 2 años para acá, me han crecido muchas dudas como explicación totalizadora en temas que, precisamente, se tratan en este pequeño pero rico artículo. Debo decir, que me parece que, desde una perspectiva histórica, a todas luces parece correcto pensar que lo que Marx escribió en el momento precisamente histórico en el que el vivió, es algo absolutamente revolucionario e invaluable para la historia de la Humanidad. Lo que pasa, es que, repito, se escribió en determinado momento histórico y, ha pasado mucha agua debajo del puente desde entonces. En este sentido, no me refiero únicamente a la cantidad de tiempo objetivamente transcurrido, sino, a la calidad de este tiempo, en tanto, con la llegada del capitalismo como la estructura social dominante, el desarrollo de la humanidad en estos 100 años y unas cuantas décadas, o, mejor aún, la cantidad y velocidad de los cambios que ha sufrido la humanidad, no tienen parangón alguno con cualquiera de las etapas previas del desarrollo de esta. Hago este plantemiento, porque, precisamente, la alucinante cantidad y calidad de estos cambios, perfectamente pueden, o, simplemente desbordaron, al Materialismo Histórico. De cualquier forma, a mi lo que me interesa, en primera instancia, es la profundidad, lo cuestionadores, y lo contestatarios planteamientos de la Ecología Social que he podido leer aquí. Hoy me quedo aquí amigo@s, ya que ya son más de las 4 y 35 de la madrugada, y he tenido una buena jornada de trabajo. Solo me queda desearles la mejor de las suertes con el proyecto que tienen ustedes cerca de Málaga. Buena onda, y buena suerte. ¡Ciao!.

    Responder este mensaje

  • Ciertamente idealizar la realidad y las relaciones entre las personas y con nuestro ambiente, no ayuda a entender la interdependencia, las interrelaciones y desarrollarnos en nuestra posibilidad de ser mejores sin abusar del uso de los recursos y las riquezas que lejos de ser mayormente producidas, solo usufructuamos, medio mantenemos o peor deterioramos, a pesar de la gran capacidad y nobleza reconocida en la inventiva humana,ascensores, palancas, subterrános, metros, embalses. El hombre y la mujer mas que ideología, entendida como conocer o crear a través de la ideas, es que la vivencia sea en una existencia donde ambos se reconozcan y no se impongan el uno al otro, ni entre sus generaciones, sino que se complementen, lo que ilustras muy bien al indicar que:

    "Y vivir no es estar con la cabeza agachada, doblada por la miseria y la sumisión. Es llevar la mirada bien erguida en busca del hermano o de la hermana para volver a crear lo nuestro, ...el calor compartido del tú a tú dentro de la comunidad".

    Este es el camino..conover y salvar las diferencias exacerbadas, ser capaces de cuidar, hacer, construir, amar, compartir, disfrutar en el reconocer al otro, a la pareja, al hermano, a los familiares, amigos y extraños. Que tengas buen día!

    Responder este mensaje

Comentar este artículo


moderado a priori

Este foro está moderado a priori: tu contribución no aparecerá hasta haber sido validada por la administración del sitio.

¿Quién eres? (opcional)
  • [Conectarse]
Texto
  • (Para crear párrafos, deja líneas vacías.)

    texte


Seguir la vida del sitio RSS 2.0 | Mapa del sitio | Espacio privado | SPIP | esqueleto | Esqueleto Adaptado de: Rouge sang