Redacción / @Contactar
ediciones simbióticas

"El fascismo con casco militar, de botas calzadas, ha desaparecido como tal. Pero como el poder es omnipresente (enseña Foucault), el microfascismo (enseña Deleuze) ha remplazado la fórmula totalitaria masiva. Ya no es la blitzkrieg (guerra relámpago) rampante, sino las acciones localizadas de la represión, cuya suma somete a la sociedad. Los (...) [ Sigue... > ]
Portada del sitio > DOCUMENTOS > Hacia una acotación de la economía crítica: el caso de la tecnología y las (...)

Hacia una acotación de la economía crítica: el caso de la tecnología y las patentes.

Miguel Sánchez Padrón - Universidad de la Laguna

Sábado 2 de julio de 2005, por ediciones simbioticas

En el prefacio a su obra "Capitalismo Monopolista" Baran y Sweezy reproducen una anécdota que le ocurrió a Robert Kennedy en uno de sus periplos como embajador de buena voluntad de EE.UU. Según éste, unos estudiantes indonesios no supieron contestar a su pregunta: ¿a qué se refieren cuando hablan de capitalismo monopolista?; ¿cuál es el significado de este término?. Baran y Sweezy afirman que Kennedy se equivocaba al pensar que "la negativa de su audiencia a discutir el tema del capitalismo monopolista indicaba una falta de conocimiento, seguramente estaba muy equivocado".

En mi caso, la pregunta que me formularon, con evidente sorna, y no unos estudiantes sino un "docto" profesor de economía fue: ¿Qué es eso de economía crítica?. De entrada, para responder a esta pregunta yo le remití al prefacio de la obra que acabo de citar, prefacio que como era de esperar desconocía.

Como ahora me tocaba a mí, y como no me sentía con ganas de emular a Agassi en el anuncio de un refresco, decidí zanjar la cuestión y contesté: "lo contrario de lo que tú haces".

Reflexionando posteriormente, esta respuesta, aunque producto de la impaciencia, me pareció que contenía un grano de verdad unificadora. Quizá uno de los elementos que unifica a la economía crítica es sencillamente lo que critica: la economía ortodoxa. A este respecto sólo quiero hacer una observación de pasada sobre un aspecto al que creo que no se le presta la debida atención y es la resistencia de la economía ortodoxa a toda crítica y su concomitante perdurabilidad. Y ello a pesar de las críticas no ya de heterodoxos extremos sino de algunos de los teóricos que más han contribuido a su desarrollo1. De hecho, ante la resistencia de la ortodoxia de conceder el más mínimo espacio a la divergencia, la estrategia generalizada de "los críticos" es formar un gremio aparte, organizando sus propias Jornadas y editando sus propias revistas. Esto es probablemente inevitable ya que, como ha señalado Kuhn, la ciencia normal es muy conservadora debido en parte a su "horror al vacío" y, añadiría yo, a un interés por preservar el poder que confiere el dominio de dicha ciencia.

Documentos adjuntos

Comentar este artículo


moderado a priori

Este foro está moderado a priori: tu contribución no aparecerá hasta haber sido validada por la administración del sitio.

¿Quién eres? (opcional)
  • [Conectarse]
Texto
  • (Para crear párrafos, deja líneas vacías.)

    texte


Seguir la vida del sitio RSS 2.0 | Mapa del sitio | Espacio privado | SPIP | esqueleto | Esqueleto Adaptado de: Rouge sang